Publicado el , por Vitalis en la categoría
2000-2002, Actualidad Ambiental.

Por Diego Díaz Martín, Presidente de VITALIS

Los zoológicos han sido creados para promover la conservación de la fauna silvestre y proveer oportunidades para la recreación, la educación y la investigación. Sin embargo, lejos de una situación ideal, algunos zoológicos en Venezuela se han convertido en parques con jaulas, dejando de lado las condiciones mínimas necesarias para su funcionamiento.

En Venezuela existen alrededor de 14 Zoológicos, de los cuales más de la mitad confrontan serias dificultades en su administración y manejo. Falta de aseo de las instalaciones, diseño inapropiado de las exhibiciones, manejo inadecuado de la información para los usuarios, son sólo algunos de sus principales problemas. Todo ello, sin mencionar aquellos derivados de presupuestos insuficientes, que limitan su gestión a una administración basada en la supervivencia.

En Venezuela, en opinión de la Biólogo Esmeralda Mujica, miembro de la Asociación Latinoamericana de Zoológicos y Acuarios – ALPZA, la mayoría de las instalaciones nacionales están por debajo de los estándares internacionales, particularmente por la falta de investigación y su limitada proyección hacia las comunidades, debido entre otros aspectos, a la poca valoración de estos lugares como centros de alta utilidad para la formación de valores, conocimientos y conductas, cónsonas con la conservación ambiental.

Un ejemplo exitoso en materia educativa dentro de los Zoológicos de Venezuela, lo constituye el Parque Zoológico Ambiental Gustavo Rivera, en Punta Cardón. Por medio de diversas iniciativas han logrado capacitar a cientos de docentes de la región, en temas claves para el desarrollo local, incluyendo sus principales ecosistemas estratégicos, y los bienes y servicios ambientales asociados.

En materia de Fauna, destaca el Zoológico de Bararida, en el Estado Lara, instalación que ha logrado reproducir en cautiverio desde Osos Meleros hasta Cunaguaros.

No importa el tamaño de la colección, o si la infraestructura es moderna, pero sí el equipo humano interdisciplinario que garantice el desarrollo de sus principales actividades. También es importante contar con los materiales y equipos para manejar los animales, pues sin el equipamiento básico, pueden cometerse accidentes irreversibles.

Después del Brasil, Venezuela es el segundo país en América en contar con un ordenamiento legal específico para el manejo y funcionamiento de los zoológicos. Además posee una Fundación Nacional llamada FUNPZA, adscrita al Ministerio del Ambiente y de los Recursos Naturales, que supervisa, capacita y asesora a estas instalaciones, para promover un eficiente desempeño.

En nuestro país contamos con un excelente capital humano e infraestructura técnica para lograr más y mejores zoológicos. Para ello, debemos conciliar intereses, coordinar efectivamente los esfuerzos interinstitucionales, capacitar nuestros recursos humanos, diversificar las fuentes de financiamiento y lograr comprometer a nuestras autoridades y sus funcionarios hacia una gerencia exitosa, que trascienda los intereses particulares, y garantice el desarrollo de estas instalaciones y el cumplimiento de sus objetivos de conservación.

Publicado en la columna “Importancia Vital” del Diario El Globo, 15/01/01 y en la Sección de Opinión de El Universal, 5/02/01

Los comentarios están deshabilitados.