Isla La Tortuga

Publicado el , por Vitalis en la categoría
2007-2008.

Características Físico – Naturales la Isla La Tortuga

La isla más grande de las dependencias federales fue descubierta en el año 1499 por Alonso de Ojeda y la llamó La Tortuga por la enorme presencia de estos reptiles marinos. Catalogada como hermosa por largas playas con arena de color blanco y sus interesantes bahías y lugares para visitar.
Es parte de un archipiélago que comprende los islotes de Las Tortuguillas, Cayo Herradura, Los Palanquines, los Cayos de Ño Martín, las islas Vapor y Punta de Ranchos. Es muy visitada por aves migratorias y pescadores que frecuentan la isla entre los meses de septiembre y abril. Durante esta época se pueden capturar especies como corocoros, rayas, meros, pargos y langostas.

Es una isla desértica: sus únicos habitantes son pescadores margariteños y mirandinos que la visitan en diversas temporadas.

Debido a la belleza de sus playas: Punta Delgada, Punta Oriental, La Piscina, Carenero y Herradura; así como la presencia de corales y manglares, hacen de esta dependencia federal un paraíso para veleristas y amantes del ecoturismo.

Los afloramientos de interés paleontológico se disponen en la colina denominada Cerro Gato, en la costa sur-central de isla Tortuga. En esta área se exponen margas del Plioceno Temprano que exhiben Lyropecten arnoldi (Aguerrevere) intercaladas con marlitas rosa pálido. Sin embargo más del 80% de la isla está cubierta con una delgada capa de caliza coralina. La geología del área fue documentada inicialmente por W. Sievers en 1898 y L. Rutten en 1940. Posteriormente, H. B. Patrick y Pedro Joaquín Bermúdez en 1959 y 1966 respectivamente correlacionaron los afloramientos del área. La fauna fósil está caracterizada por la presencia de corales, gasterópodos y bivalvos. Hacia el extremo oriental en la bahía de Carenero se exponen margas algales que reportan los géneros de bivalvos Lyropecten, Encope, Argopecten y el alga Lithothamnium así como galerías del icnofósil Ophiomorpha icnsp., y bancos de ostras. Una lista de la fauna fósil presente en el área fue presentada por Oliver Macsotay en 1967 junto con la estratigrafía de los afloramientos de la isla.

 Plan Gubernamental

El Gobierno Nacional tiene previsto la construcción de un puerto y un aeropuerto nacional, así como 4000 a 5000 plazas hoteleras y urbanizaciones varias, estimándose una inversión inicial de capital mixto de entre 30 y 60 millones de dólares, aunque algunas valoraciones alcanzan los 300 millones. Estos proyectos se basan en la declaración de zona de interés turístico que se aplicó a la isla en 1974 (decreto 1625) y culmina en 2005 —Gaceta Número 38.179— en el que la Presidencia de la República por Decreto N° 3448, dicta el Plan de Ordenamiento y Reglamento de Uso de las Zonas de Utilidad Pública y de Interés Turístico, Dependencias Federales: Isla La Tortuga, Islas Las Tortuguillas, Cayo Herradura y Los Palanquines.

Posición de VITALIS

El Biólogo Diego Díaz Martín, Presidente de VITALIS, fijó posición en nombre de esta organización no gubernamental, y alertó que “cualquier proyecto de desarrollo turístico requiere de una Evaluación de Impacto Ambiental, tal y como lo establece el Artículo 129 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, el cual que debe ser público y de libre acceso para su debido conocimiento por la ciudadanía”.

Díaz explica que una evaluación de este tipo “busca garantizar un examen sistemático de los efectos ambientales de la acción propuesta y prever sus posibles impactos, a fin de proponer las medidas para mitigarlos”. Según su experiencia, “es un instrumento de gestión ambiental que no puede ser ignorado por ningún desarrollista, sea este público o privado, pues asegura un proceso de toma de decisiones adecuado al interés público”.

De igual forma el representante de VITALIS resaltó lo establecido en la Ley Penal del Ambiente donde “se identifican como delitos aquellos hechos que violen las disposiciones relativas a la conservación, defensa y mejoramiento del ambiente, y establece las sanciones penales correspondientes”. Así mismo, “determina las medidas precautelativas, de restitución y de reparación a que haya lugar”.

VITALIS alertó a los Ministerios del Poder Popular para el Turismo y el Ambiente, a responder las denuncias de la colectividad, “mostrando las dimensiones y características del proyecto y las correspondientes evaluaciones de impacto ambiental realizados por expertos independientes, con la debida sustentación técnica”.

Díaz resaltó “las bondades de la Isla para promover un verdadero desarrollo sustentable en armonía con el ambiente natural, por lo que bien pudieran concebirse y establecerse proyectos turísticos de bajo impacto, que no atenten contra las condiciones físico-naturales que servirían de atractivo a los potenciales turistas”. Después de todo, “a que irían los turistas si no es a contemplar y valorar la maravillosa naturaleza que allí se encuentra y los procesos ecológicos que sustenta”, concluyó.

Impactos ambientales amenazan a isla La Tortuga

DANIEL RICARDO HERNÁNDEZ (Publicado en El Universal el 29/3/07)

La ejecución de obras para la edificación de algunas estructuras al sur de isla La Tortuga le está causando una serie de estragos de carácter ambiental, que van desde la destrucción de hábitat, eliminación de flora y fauna, contaminación del aire, desertización e inclusive migración de la fauna del lugar, entre otras alteraciones.

Estos impactos ambientales y otros tantos han sido inventariados por Fundación La Tortuga (FLT) junto a las universidades Central de Venezuela y de Oriente. De acuerdo con Alfredo Morales, director de Relaciones Interinstitucionales de FLT, “afortunadamente las obras fueron paralizadas por orden del Ministerio del Ambiente”. Sin embargo, la intervención que comenzó en enero pasado y cuya finalidad es desconocida tanto por las ONG ambientalistas que realizan investigaciones en el lugar y las autoridades gubernamentales ha dejado sus huellas: “Se estuvo construyendo una vía de acceso que implicó movimiento de tierra, eso produjo una modificación de la topografía, destrucción de vegetación y de margas fósiles (un tipo de roca sedimentaria) y fragmentación de hábitat”, advierte Andrés Osorio, oceanógrafo asesor de FLT.

Esas intervenciones también han generado desertización de la parte sur de la isla como consecuencia de los procesos erosivos ocasionados por movimiento de vehículos, transportes de carga, equipos y maquinaria pesada en la zona. “Le pedimos a la Asamblea Nacional que investigue un grupo de leyes que creemos se están violando con esas obras y el Ministerio de Ambiente está averiguando si la constructora tiene los permisos que corresponde”, agrega Osorio.

La intervención ocasionada por la maquinaria, que ocurrió específicamente en cerro Gato, una de las formaciones geológicas más distintivas de La Tortuga, “puede llegar a arruinar todo el valor científico que tiene la isla para Venezuela y el mundo, amén de restarle todo el atractivo turístico que tiene”, explica Alberto Boscari, presidente de FLT.

Fundación La Tortuga pide protección oficial para la isla

DANIEL RICARDO HERNÁNDEZ (Publicado en El Universal el 28/3/07)

“Creemos que hay que crear una franja de protección en la isla La Tortuga. En vista de su endemismo y la fragilidad de sus paisajes consideramos oportuno proponer la declaración de Refugio de Fauna Silvestre”. Así lo destaca Andrés Osorio, asesor de Fundación La Tortuga (FLT), organización no gubernamental que elevó la sugerencia ayer ante la Comisión Permanente de Ambiente de la Asamblea Nacional (AN).

La propuesta de crear una figura jurídica que proteja a la isla por parte de FLT no es nueva. Sin embargo, unas construcciones que se están llevando a cabo al sur de la misma, que están destruyendo parte de su vegetación y afectando la vida de un territorio prácticamente virgen, motivaron a la institución ambientalista a formalizar su petición: “El sur de la isla es su área más vulnerable, allí hay una de las mejores expresiones del período Pleistoceno, hay tres formaciones geológicas juntas que no se dan en ninguna otra parte del país, hay fósiles expuestos y se habla de cinco especies endémicas de aves”, describe Alfredo Morales, director de Relaciones Interistitucionales de FLT. Esas construcciones “han generado impactos por el paso de máquinas que han triturado el coral, convirtiéndolo en polvo que luego es levantado por el viento afectando a la vegetación; además contribuye a la desertización de la isla y al comenzar las lluvias ese polvo va a ser arrastrado hacia el sur, afectando la cristalinidad de las aguas. Además hay mucha evidencia arqueológica en la isla a la que se le está pasando por encima con tractor”, agregó Osorio. “El hecho de que exista endemismo (especies que sólo se dan en la isla) es argumento suficiente para que sea declarada Reserva de Fauna, al menos en su franja sur”, añade el asesor de FLT.

El que sea decretada esa zona de la isla como Reserva de Fauna implica que no pueda ser tocada ni intervenida, porque su vocación será la de proteger los recursos además de la vida, tanto animal como vegetal, que allí tiene lugar.

Palabras escuchadas

Alberto Boscari, presidente de FLT, aclara que esa ONG no se opone a desarrollo turístico en la isla, “siempre y cuando sea sustentable y siempre que éste se adecúe a la normativa vigente”. Agrega que la Comisión de Ambiente de la AN les comunicó que investigarán los desarrollos que se llevan a cabo al sur de La Tortuga y estudiarán la posibilidad de decretar a esa franja como Refugio de Fauna.

Laboratorio viviente

– La Tortuga es la segunda isla más grande de Venezuela. Se ubica a 170 kilómetros al norte del Distrito Capital.
– Entre las especies de aves endémicas que allí existen están: el tucusito rubí, el colibrí anteado y el perico cara sucia (Aratinga pertinax tortugensis).

– Tiene tres formaciones geológicas, que juntas sólo se encuentran en su superficie: Punta Arenas (que además se ve en Margarita); Cerro Gato (también presente en Sucre) y Tortuga que es única en la isla.

– Los científicos de Fundación La Tortuga llevan dos años realizando investigaciones en el lugar, manejan muy buena información sobre los procesos biológicos de la isla. Ellos trabajan junto a varias universidades y ONG del país en defensa de la isla y están dispuestos a trabajar con las autoridades para preservar las condiciones del sitio.

El problema en imágenes de la Fundación La Tortuga. Paga agrandarla, haga clic en la foto.

Valoración Ambiental de la Isla La Tortuga

Fuente: Fundación La Tortuga

1-.La intervención señalada se ha iniciado en el sector de Playa Sucia y en la falda del Cerro Gato (zona centro-sur de la isla), altamente vulnerable en lo que se refiere a:
I)Su característica geológica y registro fósil por encontrarse allí, la mejor representación del pleistoceno en Venezuela; formaciones que datan de unos 400 mil años, que albergan las principales margas fosilíferas expuestas del plioceno y en consecuencia, representan un patrimonio arqueológico invalorable para la Nación (Código Geológico de Venezuela, INTEVEP – PDVSA; 1959)
II)Ser hábitat de especies endémicas (sólo presentes en la isla), de aves como: el perico cara sucia (Aratinga pertinax tortugensis), la reinita (Coereba flaveola ferryi), la paraulata (Mimus gilvus rostratus), tordillo común (Tiaris bicolor tortugensis), entre otras; de plantas como la Opuntia curassavica.
2-.Las condiciones ambientales extremas en las que habitan la flora y fauna de la isla, han propiciado el surgimiento de adaptaciones y conductas latentes en el pool genético, y ello hace de la isla un laboratorio viviente, único por sus características, en los ambientes insulares y marino costeros de nuestro país.
3-.En la zona norte de la isla existen grandes extensiones de lagunas marino costeras de elevada salinidad donde se ha comprobado la existencia abundante de huevos enquistados de Artemia salina, un diminuto crustáceo base de la cadena trófica en la isla.
4-.En el mar circundante hay gran diversidad y abundancia de flora bentónica atribuible a las condiciones ambientales favorables; estas zonas, son áreas de alta sensibilidad.
5-.La presencia, de extensas praderas de Thallassia testidinum, fanerógamas marinas cumplen funciones vitales en la oxigenación del agua, en la alimentación de peces y tortugas marinas; además de ser clave en el mantenimiento del balance en la sucesión ecológica Manglar – Arrecifes de Coral y en el control de la erosión de las costas de la isla.
6-.Las investigaciones realizadas hasta el momento han permitido caracterizar 70 especies de algas marinas, 40 especies de esponjas y más de 50 especies de plantas xerófilas. Adicionalmente, se han identificado veinticuatro especies de aves residentes, diez especies de aves migratorias; nueve del Neartico, además de dos especies de colibríes; ello es un indicador de la gran diversidad biológica que alberga la Isla La Tortuga.
7-.El valor escénico del paisaje de esta isla constituye uno de los últimos reservorios marino relativamente prístinos en el país, por ello, debe ser protegido y conservado si se pretende hacer un turismo ambientalmente sostenible en la isla.
8-. El grado de conexión (distribución y complementación) entre los diferentes ecosistemas naturales hace de la isla un sistema ambiental frágil, que de fragmentarse o intervenirse tendría consecuencias impredecibles para la biodiversidad manifiesta en la isla
9-. Con las intervenciones señaladas al inicio se está destruyendo de forma irreversible espacios naturales únicos y representativos de la Nación Venezolana.
10-.La información científica sobre la isla, respalda de manera fehaciente, toda gestión de protección para evitar que se continúe dañando tan valioso patrimonio natural.

Decreto N° 3448 de la Ordenación de la Tortuga y su Archipiélago

Los comentarios están deshabilitados.