Incendio Parque Nacional El Ávila

Publicado el , por Vitalis en la categoría
2009-2010, Actualidad Ambiental.

La Organización No Gubernamental venezolana VITALIS alertó sobre las consecuencias de los incendios forestales, al tiempo que hizo un llamado a las autoridades para que ejerzan todo el peso de la Ley ante los responsables de los incendios forestales, si los hubiere.

En opinión del Biólogo Diego Díaz Martín, Presidente de VITALIS y Jefe del Departamento de Estudios Ambientales de la Universidad Metropolitana , “la recuperación de un bosque silvestre puede tardar varias décadas, dependiendo de su conformación físico-natural”, pues los incendios forestales arrastran consigo innumerables consecuencias como “la destrucción de la fauna y la flora y su hábitat natural, empobrecimiento y erosión de los suelos, interrupción de los ciclos del agua y del oxígeno, con la correspondiente pérdida de agua para el consumo humano, contaminación atmosférica producto de las fuertes emanaciones de gases y cenizas, destrucción de la belleza del paisaje y hasta el recalentamiento de la atmósfera por su contribución al incremento del efecto invernadero”. Si bien se espera que con la llegada de las lluvias, “muchas zonas vuelvan a ponerse verdesitas”, VITALIS aclara que se requiere un manejo apropiado para lograr condiciones favorables que permitan recuperar las principales especies animales y vegetales que allí se encontraban, y los procesos ecológicos esenciales que sustentan.

En cuanto al origen de los incendios, VITALIS señala que es muy difícil, por no decir imposible, que los mismos se puedan producir espontáneamente, pese a las condiciones climáticas de sequía extrema. Por esta razón alertó a las autoridades a permanecer atentas sobre las causas que determinan su ocurrencia en Venezuela, recordando que Venezuela cuenta con una Ley Penal del Ambiente y una Ley de Planificación y Gestión Forestal, que plantean prisión y multas para aquellos particulares o personas jurídicas que provoquen un incendio en selvas, bosques o cualquier área cubierta de vegetación natural. Asimismo resaltó que “si a esto le sumamos que tales supuestos delitos se cometen dentro de Áreas Protegidas como el Parque Nacional El Avila o cualquier otra área bajo régimen de administración especial, la pena puede ser aumentada de acuerdo a la gravedad del daño”.

Finalmente, VITALIS resaltó la efectiva coordinación de los esfuerzos a nivel de la región capital entre las diversas autoridades competentes y los grupos de voluntarios, pese a los limitados recursos. “INPARQUES merece nuestro reconocimiento por todo el trabajo desplegado junto a las brigadas de rescate voluntarias, bomberos metropolitanos, Guardia Nacional, Protección Civil y otros cuerpos de seguridad”. Sin embargo, destaca que se requieren más recursos y equipamiento desde el aire, para poder lograr un efectivo control a tiempo, así como más brigadistas debidamente capacitados y mayor educación y concienciación en la ciudadanía, para evitar tan lamentables hechos.

Desde ya VITALIS ofrece su apoyo a INPARQUES y a todos los organismos que tendrán la misión de recuperar las zonas degradadas.

Los comentarios están deshabilitados.