Zoológicos venezolanos

Publicado el , por Vitalis en la categoría
2013-2014, Actualidad Ambiental.

Los resultados de las investigaciones de la Fiscalía, en torno a los hechos ocurridos al Cunaguaro Felipe en enero pasado, concluyeron que el animal supuestamente se “automutiló”, alegando que el ejemplar sufría de zoocosis, una enfermedad generada por el stress que sufren algunos animales en cautiverio.

Reiterando lo lamentable del hecho, VITALIS reconoce el trabajo emprendido por las autoridades policiales y científicas, que luego de sus averiguaciones llegaron al resultado divulgado en los medios de comunicación social.

Sea una “automutilación” o que el animal se mutiló las patas en forma accidental, preocupa el supuesto estado previo del felino que aparentemente ya tenía heridas y había perdido un diente en la acción de mutilarse, tal y como lo evidenciaron las experticias veterinarias.

Este hecho, evitable cuando los animales se encuentran bien atendidos y cuidados, pudiera reflejar un manejo deficiente del ejemplar y un limitado control clínico y sanitario de la especie, como se realiza en otros zoológicos de Venezuela y el mundo, cuyas condiciones garantizan el bienestar de sus colecciones.

Los Zoológicos son para colaborar directamente con la conservación de los animales silvestres, facilitar sus condiciones para promover su reproducción, así como proveer oportunidades para la educación ambiental y la investigación especializada.

Cuando un animal enfrenta una zoocosis, sus síntomas suelen ser evidentes para sus cuidadores y responsables, como golpear y morder los barrotes y rejas de su jaula, pasear continuamente de un lado a otro de su confinamiento, ingerir sus propios excrementos o secreciones, entre otros.

Para ello existen medios y técnicas como el enriquecimiento ambiental de las exhibiciones  que provee las condiciones y requerimientos mínimos para garantizar el bienestar de los ejemplares, y el cumplimiento de los objetivos científicos y educativos.

La Fundación de Parques Zoológicos, Acuarios y Afines adscrita al Ministerio del Poder Popular para el Ambiente, está llamada a ejercer un mayor control en los inventarios faunísticos de estas instalaciones, a fin de reconocer aquellas que cumplen cabalmente con sus nobles objetivos de conservación, o prestar el apoyo a aquellos establecimientos que requieren fortalecer su manejo.

No importa el tamaño de la colección, o si la infraestructura del zoológico es moderna, pero sí el equipo humano interdisciplinario que sustente el desarrollo de sus principales actividades, la inversión que garantice el debido control clínico y sanitario, y el equipamiento e infraestructura básica para su apropiada gestión.

Venezuela cuenta con un ordenamiento legal específico para el manejo y funcionamiento de los zoológicos, además de un excelente capital humano y técnico para lograr más y mejores resultados.

El llamado es a la reflexión sobre el estado de algunos zoológicos del país, y al reconocimiento de su función en la conservación ex situ de especies emblemáticas de nuestra biodiversidad.  Felipe es y será siempre un emblema de la importancia que merece el buen manejo de los animales silvestres fuera de su hábitat.

3 Responses to “VITALIS ante la “automutilación” del cunaguaro”

  1. Virginia Lopez

    Quisiera pensar en la automutilación por zoocosis y no en un palero siniestro con mucho poder de shopping por el zoológico. Pero de ser así ¿En qué condiciones tenían al cunaguaro Felipe como para que llegase a tal extremo? ¿Acaso no presentó conductas previas sintomáticas de estar bajo un grave estrés como las que aquí se señalan? Independiente de la causa de esta mutilación ¿Cuál es el papel de un cuidador, de un zoológico? ¿Nos hace esta explicación menos responsables como sociedad?

  2. Anónimo

    Ahora quien paga por esa desidia? alguien debe pagar por el descuido inhumano que se le dio a este animal, con el fin de cumplir con la legislación ambiental venezolana que es amplisima y de crear un verdadero precedente que alerte a los demás zoologicos y acuarios del pais para que se avoquen al cuidado y atención especifica que necesita la fauna silvestre en cautiverio y se cumpla el verdadero fin que es la educación ambiental de la población.