• Cada 17 de mayo se celebra el D铆a Mundial del Reciclaje
  • Muchos son los beneficios ambientales y socioecon贸micos que trae consigo el reciclaje
  • Reciclar es importante, pero no es la 煤nica soluci贸n al problema de la basura
  • Capacidad de las empresas recicladoras est谩n muy por debajo de la generaci贸n actual en Venezuela
  • Menos del 15% de la basura que se produce diariamente en Venezuela es reciclada.
  • Reducci贸n de la generaci贸n y fomento del reuso, deber铆an complementar las acciones de reciclaje.
  • Reutilizar no es reciclar, pues existen diferencias fundamentales.
  • Al menos 250 mil empleos directos pudieran crearse en Venezuela con el reciclaje

En el marco de la celebraci贸n del D铆a Mundial del Reciclaje, Vladimir Valera, Director de Ecoeficiencia de VITALIS, y Profesor Universitario de la UNIMET y la USB, se帽ala que en Venezuela 鈥渘o existen pol铆ticas gubernamentales ni metas claras a mediano y largo plazo, para lograr la reducci贸n de desechos y reciclaje de materiales, adem谩s que las capacidades de las empresas que se dedican al reciclaje son bajas en comparaci贸n a la generaci贸n de residuos, lo cual ocasiona que muchos proyectos e iniciativas de reciclaje en el pa铆s no sean sustentables en el tiempo por falta de mercado鈥.

Para Valera, 鈥渟on evidentes los beneficios ambientales y socioecon贸micos que trae consigo el reciclaje de diferentes tipos de materiales, sin embargo pensar 煤nicamente en 茅l como una estrategia para disminuir o evitar los impactos de la generaci贸n de residuos y desechos es un error鈥.

Para VITALIS, ONG venezolana dedicada a la formaci贸n en valores, conocimientos y conductas, c贸nsonas con la conservaci贸n ambiental y el desarrollo sustentable, el D铆a Mundial del Reciclaje es una buena oportunidad para reflexionar sobre qu茅 hacer con la basura, pensando de manera integral, partiendo de la reducci贸n en la generaci贸n de residuos y desechos, siguiendo con la separaci贸n de los residuos por su naturaleza, la recuperaci贸n de lo que irremediablemente se genere, y la promoci贸n de su reuso o reciclaje.

Hacia una gesti贸n integral, y no parcial

VITALIS considera que la estrategia debe ser pensar primero en los mecanismos para reducir la generaci贸n de residuos y desechos, tanto a nivel del productor como del consumidor.

鈥淟amentablemente lo que observamos a diario son acciones tendentes 煤nicamente al reciclaje鈥 afirma Valera. Adem谩s el reciclaje, como toda actividad humana, y dependiendo de las condiciones de c贸mo se realice, 鈥渢ambi茅n puede tener sus impactos, como un mayor consumo energ茅tico, la generaci贸n de otros contaminantes como dioxinas y furanos, o la afectaci贸n de la salud de las personas ante la exposici贸n a materiales peligrosos, solo por mencionar algunos efectos negativos鈥 se帽al贸.

Para Ester Monroy, Directora de Educaci贸n Ambiental, Ciudadan铆a y Responsabilidad Social de VITALIS, 鈥渆l reciclaje es posible cuando generadores, intermediarios y transformadores de residuos, est谩n conectados de una manera planificada, acertada y dentro de una cadena de valor鈥. Para Monroy 鈥渟u efectividad est谩 dada por la participaci贸n permanente y comprometida de cada actor involucrado (ciudadanos, empresas, Estado), tanto en la recuperaci贸n de residuos desde el origen, como en el consumo racional de bienes y recursos, marcando as铆 la diferencia entre una pr谩ctica verde intermitente, a una realidad sostenible como sociedad responsable con el ambiente鈥.

驴Cu谩nto se recicla en Venezuela?

Existen muchas compa帽铆as de reciclaje en Venezuela, que hacen grandes esfuerzos por reciclar. Sin embargo, a煤n cuando en el pa铆s no hay cifras oficiales sobre generaci贸n, composici贸n y reciclaje de residuos y desechos, a pesar de unas cuantas iniciativas puntuales que se ha desarrollado de estimaciones de datos, los t茅cnicos de VITALIS sugieren quede alrededor de las 20 a 24 mil toneladas de residuos que se producen diariamente en el pa铆s, solo entre 10 y 15% pudieran estarse reciclando.

De acuerdo con las estad铆sticas que maneja VITALIS, en Venezuela se recicla alrededor del 95% del aluminio, 90% de hierro, 25% de vidrio, 1% de materia org谩nica, 20% de papel y cart贸n, y alrededor del 2% en pl谩sticos. Sin embargo, en funci贸n del volumen total de residuos, menos de la quinta parte pudieran estar recibiendo un tratamiento final apropiado.

No obstante, la capacidad para reciclar en el pa铆s, pudiera duplicarse o triplicarse en el caso del papel, los pl谩sticos y el vidrio, en tanto que el aprovechamiento de los residuos org谩nicos pudiera incrementarse hasta un 1000%.

Reutilizar no es reciclar

Una equivocaci贸n que generalmente se comete al hablar de reciclaje es pensar que todo lo que las personas realizan es reciclaje, por ejemplo al usar el papel por ambas caras, usar los residuos o desechos en piezas de artesan铆a, reusar un envase de vidrio o pl谩stico, o hasta generar energ铆a de los materiales a trav茅s de procesos como incineraci贸n, cuando en realidad lo que se est谩 haciendo es reutilizando.

El reciclaje comprende procesos de transformaci贸n f铆sicos y/o qu铆micos de los materiales, que luego de transformados pueden dar origen, a trav茅s de otros procesos productivos, a bienes similares o totalmente distintos que los originales. Para ellos primero se debe pasar por los procesos de segregaci贸n, almacenamiento y recuperaci贸n de los residuos, actividades que realizan el com煤n de las personas, pero que no necesariamente conduce a un reciclaje.

Una oportunidad para las comunidades

Zoyla Mart铆nez, Directora de Desarrollo Comunitario de VITALIS, se帽ala que 鈥渆l reciclaje se ha convertido en una alternativa socioproductiva para las comunidades, que debidamente organizadas y capacitadas, pueden incidir proactivamente en mejorar sus ingresos, y calidad de vida鈥. Para Martinez, si bien el por s铆 mismo no podr谩 solucionar el problema de la basura, 鈥漵u contribuci贸n es innegable鈥.

Por su parte, Maritza Da Silva, Directora de Derecho Ambiental de VITALIS y Secretaria de la Sociedad Venezolana de Derecho Ambiental, resalta que el reciclaje ha sido una alternativa para paliar el problema de los residuos, pero que debe tomarse dentro de un abanico de estrategias que den resultados para lograr la integralidad m谩s que por la invidualidad de la acci贸n.

Para Da Silva, la participaci贸n ciudadana en la formaci贸n e informaci贸n ambiental, tal y como lo consagra nuestra Constituci贸n Bolivariana, permite atacar los problemas vinculados a la deficiente gesti贸n de los residuos y desechos, aunado a pol铆ticas publicas serias y comprometidas por parte del gobierno nacional, que mejoren su gesti贸n y manejo.

Tomando en cuenta que alrededor del 80% de los residuos dom茅sticos e industriales pudieran ser reciclados, para VITALIS, la promoci贸n del reciclaje no s贸lo pudiera contribuir a resolver el primer problema ambiental del pa铆s que es la basura, sino hasta pudi茅ramos generar alrededor por lo menos 250 mil empleos directos y m谩s de 1 mill贸n indirectos en un a帽o. Sin embargo aclara, sin olvidar la importancia de disminuir la generaci贸n de residuos y desechos, y la promoci贸n de la reutilizaci贸n.

驴Qu茅 necesitamos para mejorar el reciclaje y reuso de materiales en Venezuela?

Para VITALIS son muchos aspectos que estamos pendientes por resolver. Seguidamente se mencionan algunos sin intenciones de ser limitativos:

  1. Reglamentaciones m谩s espec铆ficas de las leyes en torno a la segregaci贸n, recuperaci贸n, reuso y/o reciclaje, especialmente a nivel de ordenanzas municipales.
  2. Pol铆ticas gubernamentales serias que promuevan adem谩s de la reducci贸n de la generaci贸n de desechos, el reuso y reciclaje de los diferentes residuos.
  3. Creaci贸n de nuevas empresas p煤blicas o privadas para el reciclaje de materiales.
  4. Incentivo al consumo de bienes que utilicen materiales reciclados a trav茅s de incentivos econ贸micos o fiscales.
  5. Educaci贸n ambiental y ciudadana, orientada a reducir el consumo y la generaci贸n de residuos y desechos.

Adicionalmente, la gente de VITALIS recomienda:

  • Disminuir la cantidad de basura que genera en casa, centro de estudios o trabajo, y reutilizar aquellos residuos org谩nicos que pueden servir para abonar sus plantas.
  • Reutilizar lo m谩s posible los envases y dem谩s recipientes en el hogar, el colegio o el trabajo.
  • Informarse de los horarios de recolecci贸n de basura en su calle o avenida. En caso de no cumplirse, comunicarse con la empresa recolectora y formalice su reclamo.
  • Disponer la basura en bolsas herm茅ticamente cerradas, evitando as铆 la proliferaci贸n de insectos, perros y roedores.
  • Evaluar la gesti贸n de su alcalde. En la pr谩ctica, el (o ella) es la m谩xima autoridad ambiental de su municipio y por ende el principal responsable del problema de basura de su localidad. El estado de sus calles en materia de residuos y desechos, usualmente es proporcional al inter茅s que este funcionario le pone al tema ambiental.
Vitalis top web white
Organizaci贸n ambientalista internacional
sin fines de lucro