Hágase Miembro | Galería de Fotos | Libro de Visitas | Tienda Virtual | English Summary

17 de octubre: Día Internacional para la erradicación de la pobreza
Venezuela es una nación rica en recursos

  • Pobreza es en sí misma una causa y consecuencia del deterioro ambiental
  • Venezuela posee el potencial para superar la pobreza, pero ciertas condiciones aplican.
  • La capacidad para generar riqueza debe gestarse con apego a las leyes y demás normas ambientales.

En 1993 la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas declaró el 17 de octubre como Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza, en su Resolución 47/196, con el objeto de centrar la atención internacional en torno a un problema vital para el desarrollo de la humanidad. Esta resolución presta especial importancia también a la indigencia en todos los países, en particular de aquellos en desarrollo, instando a los gobiernos del mundo a emprender acciones para atenderla.

La pobreza puede definirse como una situación o forma de vida en la que los seres humanos poseen limitaciones para satisfacer sus necesidades básicas, entre las que se encuentran la alimentación, la vivienda, el trabajo y la salud, entre otros derechos humanos fundamentales.

Para VITALIS la pobreza es también la falta de acceso a un ambiente sano y equilibrado, con agua segura para su consumo, y alimentos libres de contaminación. Asimismo, la pobreza está asociada a condiciones sanitarias precarias y al deterioro del medio que rodea a los seres humanos, y limitan su bienestar y calidad de vida.

Desde esta perspectiva, la pobreza es en sí misma una causa y una consecuencia del deterioro ambiental, y debe ser atendido con la debida atención por todos los gobiernos y la ciudadanía en general, promoviendo el acceso justo y equitativo de los recursos naturales, sin detrimento de las condiciones que determinan la sustentabilidad del desarrollo.

Si bien no existe consenso en los índices de pobreza en Venezuela, es sabido que muchos venezolanos y venezolanas aún no disponen de las condiciones mínimas y seguras para poder sobrevivir con dignidad, atendiendo sus necesidades fundamentales con la debida seguridad y estabilidad.

Por ello VITALIS destaca el extraordinario potencial existente en el país, no sólo en recursos naturales no renovables como el petróleo y el gas, sino en la exuberante biodiversidad que la pudieran convertir en un destino ecoturístico por excelencia, como Costa Rica, Colombia, Madagascar o Brasil, entre otros.

Asimismo, los altos niveles de consumo, con sus elevados niveles de producción de residuos y desechos, representan en si mismo un problema y una oportunidad para generar empleos, que sirvan para dar estabilidad a miles de venezolanos que pudieran integrar una industria basada en el reciclaje y/o la reutilización.

Asimismo, el extraordinario clima y suelos privilegiados en gran parte de su geografía, hacen de Venezuela un país con grandes oportunidades para lograr la producción segura de alimentos adaptados a los climas y regímenes hidrológicos locales, con lo que se reduciría la escasez y se impulsaría el comercio justo.

Sin embargo, algunas condiciones aplican para superar la pobreza en Venezuela, afirma VITALIS. La primera de ellas es el respeto al a vocación de los suelos, y la puesta en marcha de programas de manejo sustentable de los recursos naturales, apoyados da bases científicas y técnicas que garanticen la mejor cosecha, y el apoyo a un sistema integrado y eficiente de riego a nivel nacional. Asimismo, se deben mejorar los sistemas de transporte y las vías de comunicación, para lograr que los cultivos lleguen a tiempo a los sitios de consumo, y se abaraten los costos en las rutas de distribución.

Asimismo, es imprescindible la adopción de sistemas productivos que minimicen el uso de pesticidas contaminantes y la promoción de fertilizantes que no representen ningún peligro ni para los humanos, ni para el resto de los seres vivos.

Para el desarrollo del ecoturismo, VITALIS considera que deben profundizarse las investigaciones científicas que ayuden a valorar el capital natural del país, atractivo por excelencia de las movilizaciones hacia las áreas naturales, así como fortalecer las estructuras que alojan a los visitantes, y sobre todo, asegurar las condiciones que permitan garantizar la seguridad.

De igual forma, VITALIS resalta la importancia del control de vectores transmisores de enfermedades, y la promoción de viviendas que garanticen el confort de sus habitantes, garantizando la integridad de las áreas verdes y las cuencas hidrográficas en general, protegiendo los bienes y servicios asociados.

El estricto cumplimiento del marco jurídico que rige la materia ambiental en Venezuela también es destacado por VITALIS como una condición para superar la riqueza. De nada vale tener leyes en diversas materias si se cumplen poco. Por ello es tan importante que se conozcan y que la gente las cumpla y las haga cumplir.

Finalmente, VITALIS asegura que nunca podrá erradicarse la pobreza en Venezuela si no se asegura el acceso a un agua potable segura, y se tratan apropiadamente las aguas servidas, y los residuos y desechos de las comunidades. En este sentido, recuerda que en el país menos de la cuarta parte de las aguas servidas son tratadas, y menos del 10% de los residuos son reciclados, y alrededor del 80% de los desechos suelen permanecer expuestos sin el debido tratamiento.

Cómo contactarnos | Derechos Reservados | ©2011 VITALIS | Rif: J-307361930