El concepto de “biopiratería” viene siendo utilizado para describir una situación a todas luces injusta, inequitativa, inapropiada y, en muchos caos, ilegal.

Se trata, simplemente, del acceso y uso irregular de recursos de la biodiversidad y de conocimientos tradicionales asociados a ésta, provenientes de los países megadiversos del Sur, incluyendo los andino amazónicos.

Estos recursos se usan en procesos de Investigación y Desarrollo y se incorporan en productos o procesos que son protegidos a través de derechos de propiedad intelectual, especialmente mediante patentes de invención, sin ningún tipo de reconocimiento al origen de los mismos, ni a las contribuciones de los pueblos indígenas.

Hace poco más de una década, el acceso y uso de la biodiversidad, así como de los conocimientos tradicionales asociados a ésta, se regía por su consideración como “patrimonio común de la humanidad”. Pertenecían a todos y a nadie a la vez y cualquiera podía aprovecharse de ellos, sin necesidad de compensación alguna.

El Convenio sobre la Diversidad Biológica (1992), del cual Venezuela es Parte, cambió este paradigma universalmente aceptado y estableció que los Estados ejercen derechos soberanos sobre su biodiversidad.

La maca, el ayahuasca, la sangre de grado, la quinua, el cupuacu y el yacón son especies que forman parte de la inmensa y valiosa biodiversidad albergada en la región andino amazónica y que han pasado a formar parte de invenciones protegidas legalmente por patentes en países como Estados Unidos de América, Europa o Japón, sin un reconocimiento de su origen, afectando los intereses de nuestros países.

VITALIS impulsa en Venezuela la Iniciativa Andino Amazónica para la Prevención de la Biopiratería

La Iniciativa Andino Amazónica para la Prevención de la Biopiratería es un esfuerzo nacional, regional e internacional para contribuir a enfrentar la biopiratería desde diferentes frentes: la investigación, las acciones de incidencia, la creación de redes, la organización de eventos y las campañas de concienciación.

VITALIS impulsa en Venezuela esta Iniciativa, que se desarrolla paralelamente en otros países de la región a través de socios estratégicos, bajo la coordinación general de la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental.

Esta Iniciativa se propone combatir y prevenir este tipo de situaciones, para que los países en desarrollo que son ricos en biodiversidad y sus comunidades cuenten con instrumentos que les permitan defender sus derechos soberanos y garantizar que sus conocimientos sean protegidos y utilizados con su consentimiento y participación.

¿Qué hacemos en Venezuela en materia de Biopiratería?

VITALIS está impulsando en Venezuela la Iniciativa Andino Amazónica para la Prevención de la Biopiratería.

Uno de los objetivos centrales de la Iniciativa es crear Grupos Nacionales de Trabajo para la Prevención de la Biopiratería, fundamentados en la coordinación, la participación del mayor número de actores, la necesidad de no duplicar esfuerzos y de buscar sinergias entre las acciones ya en marcha.

VITALIS está convocando a los diversos sectores de la sociedad venezolana para integrarse en una agenda común para enfrentar la biopiratería.

Hasta ahora son parte del Grupo Nacional de Trabajo en Venezuela:

  • Vitalis
  • Oficina Nacional de Diversidad Biológica del Ministerio del Ambiente
  • Dirección General de Asuntos Indígenas del Ministerio de Educación
  • Comisión Ambiente de la Asamblea Nacional
  • Comisión Pueblos Indígenas de la Asamblea Nacional
  • Dirección de Asuntos Económicos del Ministerio de Relaciones Exteriores
  • Unidad de Medio Ambiente del Ministerio de Relaciones Exteriores
  • Ministerio de Ciencia y Tecnología
  • FUDECI (Fundación para el Desarrollo de las Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales)
  • Fundación Instituto Botánico de Venezuela y Herbario Nacional de Venezuela
  • Organización No Gubernamental India
  • Expertos e interesados en el tema

Este Grupo Nacional de Trabajo tiene como primera tarea recopilar información sobre casos de biopiratería venezolanos (que afecten a recursos genéticos venezolanos y a conocimientos tradicionales de pueblos indígenas venezolanos).

Se pretende que el grupo de trabajo apoye la generación de estudios, alternativas, propuestas y acciones que contribuyan a combatir estas situaciones en particular, y el fenómeno de la biopiratería en general.

Si desea mayor información, o para comentar o apoyar la gestión del Grupo Nacional de Trabajo en Biopiratería, favor contactar a la Abogada Maritza Da Silva mdasilva@vitalis.net. Si desea conocer la iniciativa a nivel internacional, haga clic aquí.