Son muchas las cosas que podemos hacer en Navidad y año nuevo para conservar nuestro ambiente, siguiendo algunos sencillos consejos en nuestra casa, comunidad, lugar de estudios o en el trabajo. Lo importante es promover unas fiestas en armonía con la naturaleza.




No compre musgo para el pesebre

Se ha demostrado que la extracción incontrolada de musgo en las áreas silvestres para su venta en Navidad, ha traído consecuencias negativas para estas especies, así como para los ambientes naturales donde habitan. Por eso, desde el año 2008 el Ministerio del Poder Popular para el Ambiente prohibió su comercialización por un período de 5 años. Anímese a usar plantas naturales para decorar el nacimiento, dentro de sus propios envases, y asegúrese de poder seguir usándolas cuando desmontes el pesebre.

Envoltura de regalos

Todos nos esmeramos para que nuestros regalos sobresalgan en el arbolito, pero no necesariamente podemos lograrlo usando mayor embalaje, mucho papel y enormes lazos. Anímese a innovar reutilizando el papel y destacándose no sólo en el contenido del presente, sino en su aspecto exterior. Use periódicos, revistas y otros materiales que pueden hacer lucir su obsequio con un aire súper original y ecológico, y luego colóquele una pequeña tarjeta reutilizada que diga: Este regalo ha sido envuelto en papel previamente utilizado para salvar nuestros bosques y disminuir la cantidad de basura que generamos.

Luces de Navidad

A mayor cantidad de luces, mayor despilfarro de energía. Por ello recomendamos preferir aquellas extensiones de luces ahorradoras, que suelen ser suficientemente brillantes como para adornar la casa y no mantener los adornos encendidos durante toda la noche dentro y fuera de la vivienda. Es preferible usarlas con racionalidad en algunos momentos del día, evitando malgastar energía y siendo solidarios con quienes no disfrutan de un servicio permanente y eficiente de energía eléctrica.

Comidas sustentables

Durante estas fiestas comemos mucho, y también generamos mucha basura. Evite usar envases desechables y de ser posible, reutilice lo más posible los recipientes en los que viene la comida, como bandejas de anime o envases de plástico. Recuerda reciclar todo lo reciclable, y evita el uso de vasos y cubiertos de plástico que no podrá volver a aprovechar. Evite el consumismo en exceso, comiendo sólo lo que realmente necesita.

Recicle las hojas de las Hallacas

Luego de su uso, limpie el exceso de aceite de las hojas de las hallacas luego de servirlas, usando un papel absorbente. Licúe las hojas de las hallacas limpias con un poco de agua y coloque esta mezcla en los bordes de las raíces de sus plantas, a una profundidad de 5 a 10 centímetros. Estará adicionando un abono de especial calidad y evitará que vayan a parar a la basura.

Sea generoso

Compartir es quizás el verbo que más se asemeja a la navidad. Por ello le sugerimos compartir toda la ropa y calzado que en excelente estado posea, con aquellas personas que lo necesiten. La reutilización de ropa también es una vía para combatir el calentamiento global.

Regale una planta

Piense en adquirir una hermosa planta, o hasta un árbol, para realizar un regalo. ¿Se imagina ir a un lugar apropiado y plantar un árbol en nombre de una persona especial? Así estará entregando un obsequio que no sólo agradecerá quien lo recibe, sino el planeta entero, incluyendo al resto de los seres vivos.

Feliz Navidad y próspero año les desea todo el equipo de VITALIS