cambio climáticoDe acuerdo a la Convención de Cambio Climático (Gaceta Oficial Extraordinaria 4825 del 27 de diciembre de 1994, Art. 1), se entiende por Cambio Climático, un cambio de clima atribuido directa o indirectamente a la actividad humana que altera la composición de la atmósfera mundial y que se suma a la variabilidad natural del clima observada durante períodos de tiempo comparables.

Existe un importante consenso científico en torno a que el clima global del planeta se verá alterado significativamente, como resultado del aumento de las concentraciones de gases de efecto invernadero tales como el dióxido de carbono, metano, óxidos nitrosos y clorofluorocarbonos. Estos gases están atrapando una porción creciente de radiación infrarroja terrestre y se espera que hagan aumentar la temperatura planetaria entre 1,5 y 5,5 °C en los próximos 50 años. Como respuesta a esto, se estima que los patrones de precipitación global, también se alteren.

Tales afirmaciones corresponden al Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC) , grupo auspiciado por las Naciones Unidas que reúne cerca de 3.000 expertos en estos temas.

Es importante precisar que el Efecto Invernadero perse no es malo. Los gases de efecto invernadero se producen de forma natural y son fundamentales para la vida en la Tierra , pues impiden que parte del calor solar regrese al espacio, por lo que evitan que el mundo sea un lugar demasiado frío donde no sería posible la vida. Sin embargo, cuando el volumen de estos gases es considerable y crece sin parar, provocan unas temperaturas artificialmente elevadas y modifican el clima, lo cual es conocido como Calentamiento Global.

El principal responsable del aumento de gases de efecto invernadero en la atmósfera es el proceso de industrialización iniciado hace siglo y medio y, en particular, la combustión de petróleo, carbón y gas para producir energía, la tala de bosques y algunos métodos de aprovechamiento agrícola.

Estas actividades han aumentado enormemente el volumen de “gases de efecto invernadero” de forma muy rápida en la atmósfera, sobre todo de dióxido de carbono, metano y óxido nitroso.La frecuencia con que se menciona el CO2 en relación con el efecto invernadero, hace que muchos ignoren que el principal gas de invernadero en la atmósfera terrestre es el agua (en estado de vapor).

Los gases de invernaderos, ordenados por un efecto decreciente, son:

  • Vapor de agua (H 2 O)
  • Dióxido de carbono (CO 2 )
  • Metano (CH 4 )
  • Óxidos de nitrógeno (NO x )
  • Ozono (O 3 ), y
  • Clorofluorocarburos ( artificiales ).

Fuentes de emisiones de gases en Venezuela:

  • 55% quema de combustible
  • 22% fugas o venteos de gas en la industria petrolera
  • 15% agricultura
  • 5% procesos industriales
  • 3% desecho

La gran amenaza para la humanidad

  • Los hechos superan las predicciones realizadas años atrás por ecologistas y climatólogos acerca de los efectos, del calentamiento global y el cambio climático, sobre todas las especies vivientes de la tierra, entre ellas el ser humano.
  • Sequías, olas de frío, olas de calor, inundaciones, marejadas, tornados, oleadas de tormentas y huracanes son sólo parte de la nefastas consecuencias del calentamiento global ocasionado por las emanaciones de dióxido de carbono (CO2) y otros combustibles a la atmósfera.

El mundo viene atravesando una variedad de fenómenos meteorológicos que parecen sacados de un film de Steven Spielberg: impresionantes inundaciones, marejadas, tormentas, huracanes, sequías, olas de calor y de frío, entre otros.

Los más afortunados vemos con asombro las espeluznantes imágenes que nos muestran los noticieros de cómo la naturaleza “ataca a los menos afortunados”, pero no nos damos cuenta que gran parte de lo que pasa es culpa de nosotros mismos, puesto que es el humano quien ejerce un impacto directo sobre el proceso de calentamiento global que origina estos “raros” cambios climáticos.

A pesar de la negativa por parte del equipo de especialistas de los Estados Unidos, la gran mayoría de los científicos, ecologistas, climatólogos, ambientalistas y dirigentes del mundo han llegado a un consenso de que sí existe un fenómeno planetario de calentamiento global antropogénico, el cual puede constituir una catástrofe para el planeta y sus especies si no se comienza a hacer algo de una vez por todas.

No obstante, resulta imperioso aclarar de que se trata dicho fenómeno y cómo es que el hombre puede ser su principal causante.

¿Qué es el calentamiento global?

Según el Ing. Juan Carlos Sánchez, quién es consultor ambiental con nivel de doctorado, profesor de la UCV y USB, colaborador de la ONG ambientalista VITALIS y Miembro del Grupo de Expertos en Cambio Climático de las Naciones Unidas; el calentamiento global es un fenómeno inducido por las emisiones de gases que se almacenan por un tiempo muy prolongado en la parte alta de la atmósfera, la cual tiene la propiedad de absorber la radiación de tipo infrarroja y eso hace que se caliente el planeta en general. Algunos lo confunden con el llamado “efecto invernadero” lo cual es un error, ya que este efecto es natural del planeta y se debe a la presencia del vapor de agua en la atmósfera, es el que permite una temperatura aceptable para la subsistencia de los ecosistemas.

El problema del calentamiento global surge a raíz de la Revolución Industrial cuando comienza a hacerse un uso cada vez mayor de los llamados combustibles fósiles generadores de dióxido de carbono (CO2), metano y oxido nitroso, intensificando el efecto invernadero. El cambio climático se deriva entonces de toda la alteración de los fenómenos atmosféricos derivados del calentamiento global, como los son el exceso de precipitaciones, los huracanes, la sequía de los suelos, y muchos más.

En pocas palabras, el calentamiento global es la intensificación o perturbación del efecto invernadero por una actividad humana, que en este caso es el uso de combustibles fósiles.

La página oficial de Greenpeace lo explica de esta manera: “Durante muchos millones de años el efecto invernadero natural ha mantenido el clima de la Tierra a una temperatura media relativamente estable para permitir el desarrollo de la vida. Ahora, sin embargo, las concentraciones de gases de invernadero en la atmósfera están creciendo rápidamente como consecuencia de que el mundo quema cantidades cada vez mayores de combustibles fósiles y destruye los bosques y praderas, que de otro modo podrían absorber CO2”.

Consecuencias

El panel intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC) en su último informe advierte un cambio en la temperatura de hasta 5.8 grados para este siglo. Sin embargo, el Centro Hadley de la Organización Meteorológica Británica ha concluido que la temperatura media anual aumentará hasta 8.8 grados. El IPCC dice que podemos esperar un aumento considerable de olas de calor o frío, tormentas, inundaciones, y la propagación de enfermedades tropicales en áreas templadas, afectando la salud de seres humanos, ganado y cultivos. También predice un aumento en el nivel del mar hasta 88cm, originando la intrusión del agua marina en los suelo subyacentes de las tierras cultivables, inundaciones temporales y permanentes, afectando el 30% de las regiones agrícolas del mundo. Algunos climatólogos manejan la hipótesis de que la invasión de aguas árticas al Atlántico podría bloquear la vital corriente del Golfo, convirtiendo a Europa del Norte en una región con frío insoportable. Asimismo las zonas calientes del planeta pasarían a ser inavitables para los humanos, así como para los cultivos y animales de cría. Los cultivos de cereales como el arroz, centeno y maíz desaparecerían a causa de la tropicalización.

Protocolo de Kyoto