consejos vacaciones

Recomendaciones para unas vacaciones conservacionistas

  1. Mucha gente trae flores, piedras y plantas, pensando que de esa manera perpetúa el ambiente natural en su hogar. Sin embargo, se imagina ¿qué pasaría si los miles de personas que visitan un área natural se trajeran cada quien una planta?… nuestros parques serían desiertos, y las plantas, adaptadas a su ambiente natural, morirían. Por ello, no se traiga “souvenirs” de la naturaleza.
  2. Si necesita lavar algo o bañarse, tome un poco de agua y hágalo fuera del río o el embalse. Nunca utilice ríos, riachuelos, lagos y playas como lavanderos o vertederos de desperdicios.
  3. Lleve siempre consigo dos bolsas pequeñas para colocar los desperdicios en su vehículo o el transporte que utilice para trasladarse. Si se dirige a zonas remotas, lleve también dos bolsas grandes para guardar sus desperdicios y no olvide traerlos de vuelta a donde puedan ser dispuestos apropiadamente.
  4. Planifique su visita. Los parques, museos, jardines, zoológicos, acuarios y las áreas protegidas en general, tienen horarios especiales para la atención del público. Infórmese con antelación sobre los principales atractivos de estos lugares, los usos permitidos y prohibidos y prepárese para una visita placentera e informativa.
  5. No compre animales silvestres, ni corales en las carreteras. En el caso de los animales silvestres, se ha demostrado que no son buenas mascotas, por lo que es preferible dejarlos vivir en libertad. En el caso de los corales, es probable que hayan tenido que destruir el fondo marino o el resto del animal, para poder separarlo. Así Ud. evita la extinción de la especie y minimiza los riesgos para su salud y el de sus familiares en el hogar.
  6. No compre bromelias ni orquídeas en las carreteras. Existen muchos viveros donde estas plantas son reproducidas siguiendo estrictos criterios de conservacióny se reproducen para ser mantenidas en el hogar o en jardines privados. Normalmente, las plantas vendidas en las carreteras son “saqueadas” de sus ambientes naturales. Verifique su origen y no se convierta en cómplice del comercio ilegal e irresponsable.
  7. Haga ejercicio. La naturaleza ofrece decenas de oportunidades para oxigenar nuestro organismo y mantener activos los músculos y el corazón, como nadar, remar, caminar, cabalgar, bucear, pescar, escalar y hasta trotar … Ejercitemos nuestro cuerpo sin olvidarnos nunca del reposo necesario a nuestras necesidades físicas y mentales.
  8. Aprenda de la naturaleza y aplique sus enseñanzas a su vida cotidiana, como la especial manera que tienen las plantas y los animales para ahorrar agua o aprovechar al máximo la luz del sol, dos extraordinarios ejemplos de ecoeficiencia.
  9. Si debe construir un refugio para protegerse de la lluvia o el sol, asegúrese de dejar el sitio como lo encontró, y devuelva los cachivaches al depósito de basura más cercano. Evite los “ranchitos” que quedan armados en decenas de playas y ríos, quitándole el atractivo turístico de estos lugares.
  10. Reporte a las autoridades cualquier situación irregular. Un incendio, un cazador furtivo, una construcción ilegal, una deforestación injustificada, son elementos de perturbación en los ambientes naturales que deben ser denunciados.

Si se queda en la ciudad

  • Disfrute de la quietud y de los niveles más bajos de contaminación sónica y atmosférica de las ciudades. 
  • Afortunadamente al haber pocos vehículos en circulación, el ruido, así como el contenido CO2 de la atmósfera disminuye.
  • Acérquese a un parque de recreación, un jardín o un museo. Existen buenas alternativas para que Ud. y sus familiares quizás no conozcan y puede que se lleve una buena sorpresa.
  • Si está en Caracas, no deje de visitar el Jardín Botánico, el Museo de los Niños o el Museo de Ciencias. Todas excelentes alternativas.

Si visita un Parque Nacional o un Monumento Natural

  • Asegúrese de Registrarse en el puesto de Guardaparques y manténgase dentro de los senderos y áreas permitidas.
  • Recuerde que no está permitido encender fogatas, cazar o pescar, extraer animales y plantas, abandonar o arrojar basura y otros residuos sólidos, portar y hacer uso de armas blancas y de fuego, extraer material arqueológico, antropológico y paleontológico, llevar animales domésticos, utilizar equipos de sonido altamente ruidosos y consumir bebidas alcohólicas.
  • Verifique en INPARQUES si necesita un permiso para visitar el parque o pernoctar en el.

Si visita un Refugio de Fauna Silvestre

  • Asegúrese de Registrarse en el puesto del Ministerio del Poder Popular para el Ambiente. Converse con ellos y pregúnteles cuáles son los mejores sitios para visitar y conocer el área.
  • En Venezuela existen 7 Refugios de Fauna Silvestre administrados por el Ministerio del Ambiente, y existen algunas restricciones pues protegen especies amenazadas de extinción. Allí podrá conocer a los Flamencos, los Caimanes, las Tortugas Arrau, la Ostra de Mangle, decenas de garzas y hasta las tortugas marinas y los corales.

Si va a la montaña

  • Equípese apropiadamente con unos buenos zapatos, una gorra o sombrero, un abrigo y una buena botella de agua.
  • Disfrute de la naturaleza que le rodea. Busque información previamente a su paseo de la zona a visitar, y de seguro el disfrute será mayor.
  • Recuerde traerse de vuelta toda la basura que genere, y no deje de respirar profunda y calmadamente en las cumbres. Sus pulmones se lo agradecerán.

Si va para la Playa

  • Asegúrese de utilizar un protector solar acorde a su piel y prefiera bronceadores y protectores resistentes al agua. Así al bañarse, Ud. no perderá su inversión pues algunos de estos productos se diluyen en el agua.
  • Además, estará contribuyendo a la conservación de la vida marina o a mantener la calidad del agua de una piscina.
  • Asegúrese que la playa que seleccione haya sido catalogada como apta por las autoridades. Pero además, cerciórese que no esté próxima a una desembocadura de aguas negras, que crezcan algas en forma incontrolada o que su arena no es depósito de infinidad de desperdicios peligrosos, incluyendo pedazos de vidrio, metal y hasta residuos como baterías de carro.
  • Una bandera roja en una playa es símbolo de prohibición y peligro.

Si se queda en casa

  • Ármese de un buen libro y aprenda sobre la naturaleza y lo que Ud. puede hacer para conservarla.
  • Si tiene acceso a Internet, existen muchas páginas ambientales en las cuales obtener información. Una de ellas la de VITALIS: www.vitalis.net en la cual podrá encontrar infinidad de secciones, incluyendo noticias de interés sobre el acontecer ambiental de Venezuela, un glosario ambiental, un formulario de denuncias y hasta una tienda ecológica virtual. También puede conocer de sus novedades vía Facebook (wwww.facebook.com/ongvitalis) o Twitter (ONGVitalis).
  • Hágase miembro de VITALIS. Es fácil, muy económico, y pudiera ser su primer paso para contribuir de manera decidida a la conservación del ambiente y la naturaleza en Venezuela.